loader-image

Cuando sacrificamos nuestro futuro por el placer momentáneo



En este mensaje, el Dr. Stanley explica las consecuencias del pecado, y cómo la sangre de Cristo nos redime, justifica y santifica.

You Might Be Interested In

LEAVE A COMMENT